Todo lo que necesitas saber de un tratamiento de ortodoncia

Tipos, función y mantenimiento

Índice de contenidos

 

¿Estás pensando en hacerte un tratamiento de ortodoncia? Si necesitas un tratamiento para lucir la sonrisa que siempre has deseado, hay muchas cosas que debes de considerar antes de empezar tu tratamiento de ortodoncia.

Desde los conceptos básicos hasta que ocurre cuando terminas tu tratamiento. ¡A continuación te explicamos todo lo que necesitas saber!

¿Qué es una Ortodoncia?

La ortodoncia es la especialidad dental que se ocupa de las anomalías del espaciamiento y de la mordida en la boca y la mandíbula. El tratamiento de ortodoncia común incluye el uso de dispositivos como aparatos de ortodoncia para corregir problemas como dientes torcidos, sobremordidas / submordidas y espacios entre los dientes. La ortodoncia a menudo se considera un tratamiento para niños y adolescentes, pero muchos adultos también necesitan un tratamiento de ortodoncia.

Gracias a un tratamiento de ortodoncia lucirás la sonrisa que siempre has deseado.

¿Cómo funcionan una ortodoncia?

Una ortodoncia convencional cuenta con 4 partes principales: brackets, material de unión, arcos y bandas elásticas. Cada uno de estos juega un papel clave en la corrección de tus dientes:

  • Los brackets son las piezas de metal que se adhieren a la parte frontal de tus dientes. Actúan como «ancla» entre los dientes y las otras partes de la ortodoncia.

  • El material de unión es la sustancia que se utiliza para «pegar» los brackets de forma segura a los dientes.

  • Los arcos, ejercen presión sobre los brackets y los dientes para alentarlos a moverse de la manera que necesitan. Debido a esto, hay muchos tipos diferentes de alambres, y los tendrá que ajustar con frecuencia para colocar sus dientes en el lugar correcto.

  • Las bandas elásticas, aseguran los cables a los brackets. Vienen en diferentes colores para mezclar y combinar.

Reserva tu cita de estudio dental

Tipos de ortodoncia

Los aparatos tradicionales, como hemos visto anteriormente, no son tu única opción. También existen otros tipos de aparatos de ortodoncia que, según tus circunstancias, pueden ser una mejor opción. Incluyen:

Brackets de cerámica

Brackets de cerámica

Brackets de cerámica

Los brackets de cerámica son como los tradicionales, excepto que los brackets son de cerámica y vienen en colores claros o naturales para que sean menos visibles en la parte frontal de los dientes. Sin embargo, tienen algunas desventajas, principalmente que cuestan más que los brackets clásicos y pueden afectar su rutina de higiene dental debido a los tamaños de brackets más grandes.

Brackets linguales

Los brackets linguales son similares a los tradicionales, pero están montados en la parte posterior de los dientes para que no se puedan ver. Generalmente se considera que son más efectivos que los alineadores invisibles, pero tienen algunos inconvenientes distintos. En particular, generalmente son más caros que los brackets de cerámica o tradicionales y pueden causar más incomodidad y crear problemas de ceceo ya que los brackets están contra tu lengua.

Brackets linguales

Brackets linguales

Alineadores invisibles

Alineadores invisibles

Alineadores invisibles

Los alineadores invisibles no son aparatos de ortodoncia al uso. En cambio, son bandejas de plástico construidas a partir de moldes de tus dientes para realinear tu sonrisa. Las bandejas de plástico transparente se ajustan bien y se pueden quitar fácilmente cuando comes o bebes. Los alineadores invisibles son una de las opciones más caras para los aparatos de ortodoncia y, debido a que son extraíbles, puede afectar negativamente el resultado de su tratamiento si se olvida de volver a colocarlos después de una comida o de cepillarse los dientes.

Utiliza cepillos de dientes con cabezales pequeños que lleguen a todas partes de tu boca

Mock Up

Como cuidar tu ortodoncia

Un componente importante del éxito del tratamiento de ortodoncia es la higiene bucal. Los bracktes hacen que sea más difícil cepillarse los dientes y usar hilo dental, ya que ocupan la superficie de los dientes. Esto significa que deben comprometerse a dedicar más tiempo a cepillarse los dientes y usar hilo dental. Además debes de tener en cuenta:

  • Tener el cepillo de dientes y el hilo dental adecuados puede facilitar mucho el cepillado con brackets. Elije un cepillo de dientes que te permita cepillar alrededor de sus brackets y alambres de manera efectiva y cómoda. Y busca los hilos dentales planos, que pueden facilitar el uso del hilo dental alrededor de los cables, lo que te ahorrará muchos dolores de cabeza.

 

  • Cepillarte constantemente: Olvidar cepillarte cuando tienes brackets es tu mayor enemigo. Debido a que tus dientes se mueven, tus encías estarán más irritadas y, gracias a los brackets y alambres, la acumulación de placa y comida es mucho más fácil.

 

  • Limpiezas periódicas: es importante que tus visitas dentales habituales sean regulares sobre todo mientras uses aparatos de ortodoncia.

 

  • Cómo quitarse los aparatos de ortodoncia: Ponerse los aparatos ortopédicos significa que una vez que tus dientes estén perfectos hay que retirar el aparato. Pero quitarse los brackets no significa que el cuidado de tu boca ha terminado. Aún tendrás que seguir viendo a tu dentista con regularidad para asegurarte de que tus dientes no se salgan de su lugar. Y deberás de usar retenedores para mantener la forma.

 

  • Retenedores: Un retenedor es un dispositivo, ya sea extraíble o fijo, que se coloca en la boca para mantener los dientes en la alineación correcta. Si no usa su retenedor, sus dientes se desalinearán y es posible que deba volver a colocar los aparatos ortopédicos para arreglarlo.

Los dentistas de confianza de Tudela y Calahorra de la Clínica Mock Up, somos expertos en tratamientos de salud dental. Para más información no dude en visitar nuestra clínica.

Comparte con tus amigos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿Dudas? Te ayudamos a resolverlas

Pregunta a tu dentista de confianza

Revisa nuestro blog dental

artritis reumatoide

Artritis reumatoide y salud dental

Si tienes artritis reumatoide, sabes que la inflamación crónica no es cosa de risa. ¿Pero sabías que puede afectar tu sonrisa?

Un paciente fue al dentista recientemente porque estaba experimentando un dolor extremo en y alrededor de sus dos molares traseros. Estaba seguro de que una de sus coronas se debe haber roto y sufría dolor. Estaba listo para que el dentista le dijera que había desarrollado una mala caries debajo de la corona y que necesitaba un tratamiento de conducto. Sin embargo, después de dos radiografías y un examen completo, el dentista le dio una noticia sorprendente: no había nada que pudiera hacer. No había caries ni enfermedad de las encías, tampoco hubo ningún problema con sus coronas. Su dolor estaba siendo causado por una inflamación crónica, muy probablemente causada por su artritis reumatoide (AR).

LEER MÁS »
mal sabor en la boca

¿Por qué tengo mal sabor en la boca?

Un mal sabor de boca puede no parecer un síntoma grave, pero en realidad puede ser una señal de que hay un problema importante con tu salud bucal. Un mal sabor o mal aliento a menudo está relacionado con una infección bacteriana, que se puede encontrar en las encías o en los dientes.

LEER MÁS »
enfermedad periodontal

Tratamiento de la enfermedad periodontal

Una vez que hayas establecido la causa de la enfermedad de las encías y hayas reconocido los síntomas, el siguiente paso es discutir qué tratamiento de la enfermedad de las encías es necesario. Hay varios tipos de tratamiento para la enfermedad de las encías, el que recibas dependerá de la magnitud del problema. El objetivo principal al tratar a un paciente es no sólo buscar una cura para la enfermedad de las encías, sino controlar la infección antes de que se extienda.

El dentista te pedirá que detalles tus síntomas y que hables de tu historial médico. Esto ayudará a generar una mejor comprensión del problema y su magnitud. Después de un examen minucioso, el dentista puede sugerirte la realización de radiografías para ayudar a determinar el estado de los dientes y la estructura ósea. En algunos casos, si la infección se detecta a tiempo, se puede ofrecer un tratamiento para la gingivitis. La gingivitis es una forma leve de enfermedad de las encías que normalmente puede revertirse eliminando la acumulación de placa y manteniendo una buena salud bucal. El tratamiento de la gingivitis es esencial para garantizar que la infección bacteriana no se convierta en periodontitis.

LEER MÁS »

Dentista de Confianza en Tudela

navidadabsceso dental
Abrir chat
Hola,
¿En qué podemos ayudarte? Cuéntanos tu situación, adjunta tus fotos y te realizaremos un diagnostico online para resolver tu urgencia dental.