Las carillas dentales son láminas que se colocan en la parte visible del diente.

Sirven para mejorar su imagen exterior y corregir problemas estéticos causados por patologías como la caries, fracturas del esmalte o cambios en el color.

Las carillas dentales están adaptadas al caso especial de cada persona. Este tratamiento ofrece una solución rápida y personalizada, con el objetivo de conseguir una sonrisa sana y bonita.

Podemos encontrar diferentes tipos de carillas, según el material del que estén hechas:

  • Carillas de composite: Se colocan directamente sobre los dientes con un material, resina estética, muy parecida a la que se usa para realizar los empastes, por lo que habitualmente solo es necesaria una sesión para ponerlas.
  • Carillas de cerámica: Se realizan en un laboratorio dental e implican la necesidad de visitar al odontólogo al menos en varias ocasiones. Son más caras que las de composite, pero sus resultados son mucho más espectaculares, tanto por estética como por duración.

Los tratamientos con carillas ya sean de porcelana o de composite están indicados cuando:

  • Hay alteraciones de tamaño dental: Las carillas son el tratamiento adecuado cuando los dientes son pequeños o con formas extrañas y tenemos espacio para poder darles una nueva forma más grande y armónica.
  • Alteraciones de color: Hay dientes que debido a malformaciones, tratamientos endodónticos muy antiguo o dientes que no aclaran suficiente con blanqueamientos con las carillas dentales podemos darles el color más claro y estético para mejora la sonrisa.
  • Mal posiciones leves: Cuando hay pequeñas mal posiciones y el paciente no quiere ortodoncia por el tiempo que esta conlleva, puede estar aconsejada la colocación de carillas.

En la Clínica MockUp Dental somos expertos en tratamientos para el cuidado de tu estética dental. Para más información no dude en acudir a nuestra clínica.

 

 

Recommended Posts