Los empaste dentales son un tratamiento que sirve para reparar un diente dañado.

Principalmente elimina la caries de una pieza dental para que esta enfermedad no avance y afecte al nervio del diente, ya que si esto ocurre será necesario proceder a una endodoncia o tratamiento de conductos.

¿Cómo se hace un empaste dental?

Cuando la caries es detectada por el dentista se comienza con el proceso para incorporar el empaste dental.

Se trata de un proceso muy sencillo por lo que dura bastante poco dependiendo del tipo de empaste y del profesional.

Para realizar un tratamiento con empastes debemos seguir los siguientes pasos

  1. Aplicar anestesia: Con el fin de evitar que el paciente sufra algún tipo de dolor . A los pocos minutos de colocar la anestesia la zona quedará completamente dormida e indolora.
  2. Eliminar la caries: Se elimina la zona dañada del diente. Se limpia adecuadamente y realizamos una cavidad con el fin de conseguir una buena retención del material.
  3. Colocar del material: Se rellena el huevo o cavidad siguiendo la forma y el color del diente.
  4. Pulimos el empaste: Cuando el material está duro debemos darle la forma necesaria.

Consejos para después de realizar la operación

Al tratarse de una intervención muy sencilla, no se necesitan grandes recomendaciones. Sin embargo es necesario seguir los siguientes consejos:

  • No morderse la lengua o el labio, ya que durante 3 horas tendrás la zona adormecida debido a la anestesia local.
  • Se desaconseja comer y beber justo después de haberte realizado el empaste. Es recomendable esperar un par de horas para conseguir que el empaste se selle adecuadamente y evitar así futuras complicaciones.
  • Prohibido fumar.
  • Es probable que sienta sensibilidad al frío en la zona durante un periodo de tiempo, llegando incluso a alargarse un mes.

En la Clínica Mock Up somos expertos en tratamientos para cuidar tu salud dental. Para más información no dude en consultar nuestra página Web.

 

Recommended Posts