Los estereotipos nada realistas y poco saludables que se envían desde el mundo de la publicidad, la televisión o el cine no solo afectan al cuerpo, sino que también influyen en la salud dental.

En la actualidad las campañas publicitarias una dentadura con los dientes extremadamente blancos es símbolo de belleza y salud, pero, ¿es cierto? El Dr. Julián Pelarda, tu Dentista de Confianza en Tudela y Calahorra asegura que “no siempre es así”.

Obsesión muy nociva

La tonalidad natural de los dientes no es ese blanco nuclear que aparece en las fotos de las revistas. Ni si quiera al nacer el color de los dientes es blanco puro. Además, como con la piel, cada persona tiene una tonalidad dental distinta. “A medida que pasa el tiempo el color se desgasta, y si además se tienen malos hábitos alimenticios, de higiene dental o se es fumador, los efectos sobre el color se aceleran”, afirma el doctor.

Las continuas alusiones publicitarias a unos dientes extremadamente blancos han propiciado que muchas personas se obsesionen con ello. La obsesión hace que se sometan a múltiples tratamientos dentales, tanto caseros como profesionales, para intentar llegar a ese color tan blanco. Esta obsesión se conoce en la actualidad como blancorexia, una enfermedad que acaba deteriorando muchísimo la salud dental de quienes la sufren.

Un blanqueamiento dental siempre debe estar controlado por un odontólogo

Un blanqueamiento dental es un tratamiento que siempre debe de estar controlado por un profesional

insiste el Dr. Julián Pelarda, tu Dentista de Confianza en Tudela y Calahorra. “Se consigue mediante el peróxido de hidrógeno, un material muy corrosivo si no se controlan las cantidades, por eso se requieren expertos para realizarlo. Las personas que se someten a muchos blanqueamientos sin control alguno acaban por destruirse el esmalte dental, y aunque piensen que unos dientes muy blancos es saludable, no es para nada así”, concluye.

Asimismo, si se destruye el esmalte dental se deja expuesta la dentina, la parte interior del diente, donde se encuentran los nervios y vasos sanguíneos del diente. El esmalte protege la pulpa dental del ataque de bacterias y demás microorganismos, por lo que si esa capa se erosiona y se pierde, además de una sensibilidad dental terrible, se desarrollarán caries. En los casos graves en los que las bacterias lleguen al interior, es muy probable llegar a perder el diente.

En MockUpDental, tu Dentista de Confianza en Tudela y Calahorra, estudiaremos detenidamente tu caso para proponerte un plan de actuación integral totalmente personalizado.

Recommended Posts