El sistema de ortodoncia Damon (brackets autoligados) supone una clara evolución respecto a los brackets convencionales, sobre todo, reduciendo los tiempos en general, con lo que se produce los resultados y con lo que se observa una clara mejora en la posición de los dientes.

Todos estamos convencidos de que nuestra sonrisa es un elemento muy importante  de nuestra imagen, una sonrisa que puede abrir cualquier puerta o por el contrario hacer que permanezca cerrada. Por ello los tratamientos para alinear los dientes y corregir la mordida se han convertido en los más demandados en los últimos años.

Este aumento de la demanda junto a la evolución lógica de la tecnología, ha permitido que aparezcan múltiples alternativas a los brackets dentales tradicionales, siempre buscando conseguir resultados de manera más rápida y, a ser posible, de la manera más estética posible.

Un ejemplo de incremento de la velocidad gracias a su mayor eficiencia en la recolocación de los dientes, es el sistema de ortodoncia Damon que nuestra clínica ofrece.

¿Cuál es la diferencia entre el Sistema Damon y el resto?

La principal diferencia de este tipo de ortodoncia es el autoligado pasivo de los brackets por el que los alambres aprovechan la propia fuerza del organismo del paciente favoreciendo el movimiento dentario, consiguiendo así que los resultados finales se empiecen a notar mucho antes.

¿Que es el sistema de ortodoncia Damon?

El sistema ortodoncia Damon se caracteriza por el uso de brackets de baja fricción que no utiliza ligaduras para unir los brackets al arco, lo que permite una ortodoncia más rápida y confortable. También se caracteriza porque normalmente con este sistema no se realizan extracciones dentales como pasa con las técnicas que emplean los brackets dentales convencionales.

Además, gracias a este sistema, las visitas con nuestra ortodoncista son mucho más espaciadas a la vez que el tiempo que hay que pasar en la consulta es mucho menor.

¿Qué ventajas presentan los brackets autoligables?

Al carecer de ligaduras, tienen una limpieza más sencilla lo cual hace que sea menos costoso el mantenimiento de una higiene correcta durante la duración del tratamiento.

En según qué casos el uso de aparatos dentales realizados con brackets autoligables puede suponer una reducción en el tiempo necesario para llevar a cabo el tratamiento de ortodoncia.

Gracias a las características de estos brackets supone un ahorro en el número de visitas necesarias a la clínica dental y una reducción en la duración de las mismas con la consecuente ganancia en comodidad.

Todos los bordes de los brackets Damon son de forma redondeada, por lo que las molestias en el interior de los labio o lengua son mínimas.

Recent Posts
Abrir chat
Hola,
¿En qué podemos ayudarte? Cuéntanos tu situación, adjunta tus fotos y te realizaremos un diagnostico online para resolver tu urgencia dental.