El Dr. Julián Pelarda  nos habla sobre algo que muchos de vosotros no sabéis y es importante que tengamos consciencia de ello.

Estamos “bien” acostumbrados a tras realizar una comida, lavarnos los dientes pero sorprendentemente no es lo que hay que realizar.

¿ Porqué no es bueno cepillarse los dientes después de comer?

“El esmalte es como el escudo protector de los dientes. Un mineral exterior muy duro que los cubre. De hecho, es la estructura más dura del cuerpo, por eso me gusta llamarla la ‘súper-estructura’. Ahora bien hay que tener en cuenta con los puntos débiles.

Para conservar unos dientes sanos es muy importante mantener el nivel de pH oral equilibrado. Cuando éste es demasiado ácido, empieza el proceso de la desmineralización por el cual loas ácidos atacan el diente y lo emblandecen.

Al tomar cualquier alimento o bebida el pH de nuestra boca fluctúa. Los alimentos ácidos incrementan la acidez de la boca hasta niveles peligrosos. Las frutas cítricas, los refrescos carbonatados o los alimentos azucarados son algunos de ellos.

Espera una hora antes de cepillarte los dientes

Después de comer alimentos ácidos, tus dientes son más susceptibles a dañarse. Si te cepillas los dientes en ese momento, puedes dañar el esmalte dental. Por este motivo, debes esperar al menos una hora para cepillarte los dientes o seguir una de estas medidas preventivas después de cada comida:

Enjuágate la boca con agua o mastica chicle, ambas opciones sirven para incrementar la producción de saliva que ayuda a restaurar el nivel de pH ideal y protege los dientes con la remineralización. Otra opción es comer queso, leche o cualquier otro alimento que no sea ácido para cerrar la comida.

Una vez le hayas dado a tus dientes el tiempo necesario para recuperar el nivel de pH correcto, ya puedes cepillarte los dientes. Debes ser consciente que cada vez que consumes productos ácidos, pones en riesgo a tu sonrisa. Asegúrate que no empeoras el problema cepillándote los dientes justo después de ello.

 

Recommended Posts