Mal aliento - Clinica dental en Tudela MockupdentalLo que comes o si te lavas los dientes no tienen nada que ver. El mal aliento es como una luz trasera del coche fundida: no tienes idea de que está pasando hasta que alguien penosamente te lo señala.

El problema: la goma de mascar regularmente enmascara una boca olorosa. Tienes que encontrar al responsable -que, en muchos casos, es más fácil decirlo que hacerlo.

La gingivitis (enfermedad de las encías) es una causa común, comenta la odontóloga Tina Giannacopoulos, dentista en Boston Dental. (Si la padeces, seguro notarás algo de sangrado e inflamación en las encías).

Otras posibles causas del mal aliento:

TOMAS CIERTOS MEDICAMENTOS

“Las medicinas para la presión, antidepresivos y antihistamínicos pueden tener como efecto secundario la xerostomía o resequedad en la boca”. “Esto puede provocar mal aliento, debido a que la saliva es necesaria para eliminar partículas de la cavidad oral”.

La saliva mantiene tu boca húmeda, neutraliza ácidos y limpia las células muertas. Sin esta, las partículas de comida, células y bacterias se acumularán y harán que apeste.

Si estás tomando algún medicamento que te seca la boca, toma mucha agua y utiliza goma de mascar con xilitol, lo que ayudará a humedecer la boca.

TENER HAMBRE

¿Te saltaste una comida por estar ocupado?

Comer te ayuda a reponer la saliva en tu boca. Si no comes, tu boca se mantiene seca y más susceptible a aliento fétido.

TENER UNA INFECCIÓN EN LA BOCA

Las infecciones en la boca conllevan montones de bacterias, las cuales -cuando se descomponen- pueden liberar olores a azufre, comenta la doctora Giannacopoulos.

Si crees que puedes tener una infección como pericoronaritis, la cual es inflamación del tejido blando alrededor de la corona deán diente, es tiempo de reformar tus hábitos de higiene oral y de ver a tu dentista.

TE CEPILLAS Y USAS EL HILO DENTAL MAL

Un hecho: la mayoría de nosotros lo hacemos mal -y esto provoca que se acumulen partículas de comida.

“Las partículas de comida atrapadas aceleran el crecimiento de bacterias y provocan inflamación, lo que al final desencadena el mal aliento”, asegura.

Esta es la manera correcta de cepillarte: “sostén el cepillo horizontalmente contra tus dientes e inclínalo en un ángulo de 45º, indica la doctora Giannacopoulos. “Cepilla con movimientos horizontales”. Debes hacer esto durante dos minutos, dos veces al día.

Sobre el uso del hilo dental: “gentil y minucioso son las claves.”

El hilo debe ir ligeramente por debajo de la línea de tus encías y rodear cada diente.

“El cepillado no alcanza casi la mitad de la superficie de los dientes, por eso el hilo dental es obligatorio”, agrega.

OLVIDAS TU LENGUA

Tus dientes no son lo único que necesita ser cepillado.

Las bacterias prosperan por toda tu boca, especialmente en tu lengua, comenta la doctora Giannacopoulos.

Así que consigue un limpiador de lengua en la farmacia y límpiala cada vez que te laves los dientes, sugiere.

Solo recuerda ser cuidadoso, no necesitas demasiada presión.

NO TE HAS QUITADO LAS MUELAS DEL JUICIO

¿Todavía las tienes?

Estos dientes pueden atrapar comida y bacterias e infectarse, lo que contribuye al mal aliento.

Pregúntale a tu dentista si necesitas las tuyas. Y si crees que tienes una infección, es probable que necesites antibióticos.

TIENES UNA CAVIDAD

Esta es una buena razón para tener cita con tu dentista cada seis meses: “A veces, cavidades no tratadas pueden provocar sensibilidad o dolor; sin embargo, a veces pueden pasar inadvertidas”, explica la doctora Giannacopoulos.

Y si tienes una, puede que provoque algo de mal olor. “Las bacterias corroen la estructura de los dientes y liberan olores”, asegura.

Así que pon atención durante tus limpiezas -visitas al dentista pueden identificar cavidades.

Artículo publicado en Menshealthlatam.com

Recent Posts
Abrir chat
Hola,
¿En qué podemos ayudarte? Cuéntanos tu situación, adjunta tus fotos y te realizaremos un diagnostico online para resolver tu urgencia dental.