Periodoncia

SALUD PARA TUS ENCÍAS

GINGIVITIS

La gingivitis o inflamación de las encías en un proceso reversible, sus signos más comunes son el sangrado con el cepillado, halitosis, sonrisa antiestética.

Puede relacionarse con procesos hormonales o momentos de bajas defensas.

El sangrado de las encías tras el cepillado es el principal signo de alerta ante la gingivitis. Una encía sana no debe sangrar en absoluto tras el cepillado, esto es síntoma de problemas de gingivitis.

IMPORTANTE PARA FUMADORES:

En los fumadores este signo está enmascarado, es mucho menos probable que sangren las encías aún teniendo gingivitis, siendo en estos casos aún más importantes las revisiones periódicas del dentista.

 

LLAMADA DE ATENCIÓN EMBARAZADAS

ACUDE A NUESTRO CENTRO!!

Te haremos un diagnóstico personalizado, valorando tu caso.
Te explicaremos medidas de higiene y control de placa para evitar la gingivitis y pondremos el tratamiento adecuado..
PROFILAXIS DENTAL PROFESIONAL con ultasonidos, aeropulido con bicarbonato para eliminar manchas y pasta pulidora con flúor para fortalecer la superficie de los dientes.
Revisiones pautadas por el doctor.

PERIODONTITIS

ACUDE A NUESTRO CENTRO!!

Te haremos un diagnóstico personalizado, valorando tu caso.

Te explicaremos medidas de higiene y control de placa para evitar la gingivitis y pondremos el tratamiento adecuado..

PROFILAXIS DENTAL PROFESIONAL con ultasonidos, aeropulido con bicarbonato para eliminar manchas y pasta pulidora con flúor para fortalecer la superficie de los dientes.

Revisiones pautadas por el doctor.

PROCESO PERIODONTITIS

– Diagnóstico: sondaje para conocer el alcance del problema.

– Raspado y alisado radicular: es una limpieza profesional con anestesia, que se realiza en dos citas, y que elimina todos los depósitos de sarro que rodean el diente.

– Instrucciones de higiene específicas : para combatir este problema

– Controles post-tratamiento pautados por el doctor, que establecerá un calendario de revisiones para cada paciente.

Preguntas frecuentes sobre periodoncia

¿Son contagiosas las enfermedades periodontales?

Tanto la gingivitis como la periodontitis son enfermedades infecciosas producidas por bacterias, por lo que sí puede haber un contagio ya que dichas bacterias utilizan la saliva como vía de transmisión.

La piorrea se puede contagiar por saliva en parejas estables (múltiples contactos), pero también depende de si la persona contagiada es susceptible de padecer la enfermedad (factores como el estado de su sistema inmunológico, la cantidad de placa ya acumulada y el tabaco entre otros) y además su transmisión requerirá de un largo período de tiempo.

¿Es hereditaria la enfermedad peiodontal?

A pesar de que la predisposición individual de cada persona, que viene condicionada por los genes heredados, sea uno de los factores más importantes para el desarrollo de enfermedades periodontales, será siempre la presencia de bacterias quien acabe determinando la aparición de la periodontitis.

Por lo tanto, y al no poder controlar los factores hereditarios, la mejor manera para prevenir estas enfermedades será el control de la placa bacteriana.

¿Puedo recuperar la estética de mi boca si tengo encías retraídas?

Sí, ante un problema de encías retraídas puedes recuperar la estética de tus encías y, por lo tanto, de la boca con un tratamiento de injertos de encías.

Los injertos de encías son microinjertos del tejido de la zona del paladar del propio paciente, cuya muestra se obtiene de manera poca invasiva, rápida y sencilla, sin ningún tipo de efecto secundario para el paciente.

¿Cuáles son los síntomas de la periodontitis?

El proceso de formación de la periodontitis es lento, no es doloroso en general y se produce sobre todo entre diente y diente, por lo que, en ocasiones, la detección de los síntomas puede ser complicada.

Sin embargo, uno de los signos más claros de la enfermedad periodontal es el sangrado durante el cepillado.

Otros síntomas comunes cuando existe periodontitis son, principalmente, los siguientes:

  • Mal aliento y mal sabor de boca.
  • Retracción de encías: los dientes se ven cada vez más largos.
  • Movilidad dental: cada vez parece que están menos fijos.
  • Espacio entre los dientes: la encía va desapareciendo.
  • Dientes sensibles al frío: por la retracción gingival.

¿Es lo mismo gingivitis que periodontitis?

La gingivitis y periodontitis son dos estadios de la misma enfermedad. Sin embargo, mientras que la gingivitis se da en los casos en los que existe únicamente una inflamación de las encías y se produce sangrado durante el cepillado, en los casos en los que existe periodontitis se produce una destrucción de los tejidos del periodonto que  puede causar daños irreversibles, como la pérdida de piezas dentales.

En cualquiera de los casos, las dos enfermedades dentales están provocadas por las bacterias que se alojan en el sarro que acumulamos en nuestros dientes.

La secuencia gingivitis – periodontitis sería la siguiente:

  1. Acumulación de sarro en las encías. Con el cepillado diario se eliminan la mayor parte de las bacterias y cálculos, pero cada 8-10 meses es necesario acudir al higienista dental para realizar una limpieza bucal profesional y evitar así el desarrollo de la gingivitis.
  2. Problemas de gingivitis. Con la acumulación de sarro se empiezan a inflamar las encías, incluso pueden llegar a sangrar durante el cepillado.
  3. El sarro se agrava y se acumula debajo de las encías.
  4. Aparecen los problemas de periodontitis, produciéndose una retracción de las encias, incluso pérdida de hueso. Existen diferentes grados de intensidad de la periodontitis, por lo que será el periodoncista quien determine las técnicas indicadas para solventarlo.

¿Puedo causarme gingivitis por un mal cepillado de dientes?

Sí, mediante un inadecuado cepillado de dientes puedes contribuir a la aparición de problemas de gingivitis.

Una mala higiene dental puede hacer que no eliminemos de forma correcta los restos de comida y por tanto acumulemos sarro entre nuestros dientes.  Serán las bacterias alojadas en él quiénes inflamarán nuestras encías y provocarán sangrado durante el cepillado.

Es por ello que se recomienda acudir al menos una vez al año al odontólogo para realizarse una limpieza bucal profesional o profilaxis, y acabar, así, con la acumulación excesiva de la placa.

¿Es lo mismo periodontitis que piorrea?

Sí, la piorrea y la periodontitis son sinónimos. Ambos pueden usarse indistintamente para denominar a la fase avanzada de la gingivitis, es decir, cuando el sarro ha penetrado en las encías.

Periodontitis es un término más técnico, utilizado por profesionales de la odontología en general y periodoncistas. Mientras que la denominación piorrea está más extendida entre la población en general.

¿Qué efectos tiene la periodontitis sobre la boca?

Efectos de la periodontitis sobre la boca:

  • Problemas infecciosos por la acumulación de bacterias.
  • Mayor sangrado de las encías.
  • Pérdida de hueso.
  • Mayor movilidad de los dientes, pudiendo incluso perder piezas dentales…
  • Problemas estéticos: encías en mal estado, encías retraídas, dientes y encías oscurecidas…

¿Es suficiente con el cepillado para prevenir las enfermedades de la encía?

No. Para que una higiene dental sea completa y se consiga liberar la boca del sarro que se acumula en nuestros dientes, además del cepillado después de cada comida, es necesario utilizar el hilo dental para que acceda a los restos de comida que se acumulan en los espacios interdentarios.

Sin embargo, la higiene diaria nunca va a poder eliminar la totalidad de placa acumulada por lo que es necesario realizarse una higiene profesional o profilaxis, al menos, una vez al año.

¿Qué hacer si pierdo mis dientes por enfermedad periodontal?

Si la enfermedad está en una fase avanzada es posible que el tejido del periodonto ya no tenga suficiente hueso para poder sujetar a los dientes y que estos acaben cayéndose. Lo más recomendable en estos casos es reponer las piezas dentales perdidas con algún tipo de prótesis fijas o implantes dentales para evitar la pérdida de soporte óseo (los labios se distorsionan, se produce un hundimiento labial, cambia la expresión facial…).

GINGIVECTOMÍA ESTÉTICA

Sirve para solucionar los casos en los que se muestra una cantidad de encía excesiva al sonreir.

Es un procedimiento sencillo, tras un adecuado diagnóstico, se anestesia la zona a tratar y se elimina el exceso de encía.

No suele requerir puntos de sutura, es indoloro y los resultados son muy satisfactorios.

Para realizar la gingivectomía estética, nuestro periodoncista hace uso de un bisturí eléctrico (también puede realizarse con un bisturí láser), que además de cortar la encía cauterizará la herida para evitar un sangrado excesivo.

INJERTOS DE ENCÍA

RECESIONES DENTALES

Cuando la encía que recubre los dientes se pierde, se deja ver la raíz, que es una zona más amarillenta de nuestros dientes, y más sensible, además es más rugosa y retiene placa con más facilidad.

Un injerto de encía recupera la estructura perdida por lo que protege la raíz dental y mejora la estética de la sonrisa.

En algunas zonas donde se han realizado extracciones dentales hace años, al haberse perdido el hueso, hay defectos en la encía que generan problemas estéticos, sobre todo en zonas anteriores.

Rellenar con encía esas zonas mejorará muchísimo la apariencia de la sonrisa.